FODMAP. Importancia de la dieta en SII (Síndrome de Intestino Irritable) y sus efectos gastrointestinales
16 marzo, 2017
ESTREÑIMIENTO
11 abril, 2017
Mostrar todo

CÁNCER DE COLON

El cáncer colorrectal es el que se origina en el colon o el recto. A estos cánceres también se les puede llamar cáncer de colon o cáncer de recto (rectal) dependiendo del lugar donde se originen. El cáncer de colon y el cáncer de recto a menudo se agrupan porque tienen muchas características comunes.

El cáncer se origina cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada. Las células de casi cualquier parte del cuerpo pueden convertirse en cáncer y pueden extenderse a otras áreas del cuerpo.

th5LDKA5AX

 

¿Cómo se origina el cáncer colorrectal?

La mayoría de los cánceres colorrectales comienza como un crecimiento llamado pólipo en el revestimiento interno del colon o del recto. Algunos tipos de pólipos pueden convertirse en cáncer en el transcurso de varios años, pero no todos los pólipos se convierten en cáncer. La probabilidad de transformarse en un cáncer depende del tipo de pólipo. Los dos tipos principales de pólipos son:

  • Pólipos adenomatosos (adenomas): estos pólipos algunas veces se transforman en cáncer. Debido a esto, los adenomas se denominan afecciones precancerosas.
  • Pólipos inflamatorios y pólipos hiperplásicos: estos pólipos son más frecuentes, pero en general no son precancerosos.

Además del tipo, otras características de los pólipos que pueden aumentar las probabilidades de que contengan cáncer o que un individuo padezca de cáncer colorrectal incluyen: el tamaño (mayor de 1cm), el número encontrado (más de dos), y si se observa displasia en el pólipo después de extirparlo.

La displasia, otra afección precancerosa, es un área del pólipo o del revestimiento del colon o del recto en el que las células tienen un aspecto anormal  pero sin llegar a tener la apariencia de células cancerosas verdaderas.

Si se forma cáncer dentro de un pólipo, con el pasar del tiempo, puede comenzar a invadir el espesor de la pared del colon o del recto.

La pared del colon y del recto está compuesta por varias capas. El cáncer colorrectal se origina en la capa más interna (la mucosa) y puede crecer hacia el exterior a través de algunas o de todas las demás capas. Cuando las células cancerosas se encuentran en la pared, éstas pueden crecer hacia los vasos sanguíneos o los vasos linfáticos (canales diminutos que transportan material de desecho y líquido). Desde allí, las células cancerosas pueden desplazarse a los ganglios linfáticos cercanos o a partes distantes del cuerpo.

La etapa (extensión) de un cáncer colorrectal depende de cuán profundamente crece en la pared y si se ha extendido fuera del colon o del recto.

Metastatic_Colon_Cancer

Tipos de cáncer en el colon y el recto

Los adenocarcinomas representan más del 95% de los cánceres colorrectales. Estos cánceres se originan de las células que producen mucosidad para lubricar el interior del colon y del recto. Cuando los médicos hablan de cáncer colorrectal, casi siempre se refieren a este tipo de cáncer. Algunos subtipos de adenocarcinoma, como el adenocarcinoma con células en anillo de sello, pueden tener un peor pronóstico (perspectiva).

Otros tipos de tumores menos comunes también pueden comenzar en el colon y en el recto. Entre estos se incluye:

Los tumores carcinoides que se originan a partir de células intestinales especializadas productoras de hormonas.

Los tumores estromales gastrointestinales que se originan de células especializadas de la pared del colon llamadas células intersticiales de Cajal. Algunos no son cancerosos (benignos). Estos tumores pueden ser encontrados en cualquier parte del tracto digestivo, aunque no son comunes en el colon.

Los linfomas son cánceres de las células del sistema inmunitario que típicamente se forman en los ganglios linfáticos, pero que también pueden comenzar en el colon y el recto o en otros órganos. Se incluye información sobre los linfomas del sistema digestivo en linfoma no Hodgkin.

Los sarcomas pueden originarse de los vasos sanguíneos, así como de las capas musculares, u otros tejidos conectivos de la pared del colon y del recto. Los sarcomas del colon o del recto son poco frecuentes, y se discuten en Sarcoma de tejido blando.

En los Estados Unidos, el cáncer colorrectal es una de las principales causas de muerte debido a cáncer. Sin embargo, el diagnóstico oportuno con frecuencia puede llevar a una cura completa.

Casi todos los cánceres de colon empiezan en el revestimiento del colon y el recto. Cuando los médicos hablan del cáncer colorrectal, generalmente es a esto a lo que se están refiriendo.

No hay una causa única para el cáncer de colon. Casi todos los cánceres de colon comienzan como pólipos no cancerosos (benignos), que lentamente se van convirtiendo en cáncer.

Usted tiene mayor riesgo de padecer cáncer de colon si:

  • Tiene más de 60 años.
  • Es de origen afroamericano o de Europa oriental.
  • Consume muchas carnes rojas o procesadas.
  • Tiene pólipos colorrectales.
  • Tiene enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa).
  • Tiene antecedentes familiares de cáncer de colon.
  • Tiene un antecedente personal de cáncer de mama.

Algunas enfermedades hereditarias también aumentan el riesgo de padecer cáncer de colon. Una de las más comunes se llama poliposis adenomatosa familiar (PAF).

Lo que usted come puede jugar un papel en el riesgo de padecer este tipo de cáncer. El cáncer de colon puede estar asociado con dietas ricas en grasas, bajas en fibra y un consumo alto de carnes rojas. Algunos estudios han encontrado que el riesgo no se reduce si usted pasa a una dieta rica en fibra, así que este vínculo aún no está claro.

Fumar cigarrillo y beber alcohol son otros factores de riesgo que predisponen al cáncer colorrectal.

SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO

Muchos casos de cáncer de colon no presentan síntomas. Si hay síntomas, lo siguiente puede indicar este tipo de cáncer:

A  través de los exámenes de detección, el cáncer de colon se puede detectar antes de que los síntomas se presenten. Este es el momento cuando es más curable.

Su médico realizará un examen físico y hará presión sobre la zona abdominal. El examen físico rara vez muestra algún problema, aunque el médico puede sentir una protuberancia (masa) abdominal. Un examen rectal puede revelar la presencia de una masa en personas con cáncer rectal pero no cáncer de colon.

Un examen de sangre oculta en heces (FOBT, por sus siglas en inglés) puede detectar pequeñas cantidades de sangre en las heces. Esto podría sugerir cáncer de colon. Se hará una sigmoidoscopia o más probablemente una colonoscopia para evaluar la causa de la sangre en las heces.

Colon culture

Sólo una colonoscopia completa puede ver todo el colon. Este es el mejor examen de detección para el cáncer de colon.

Se pueden realizar exámenes de sangre para las personas que han recibido un diagnóstico de cáncer colorrectal, que incluyen:

Si le diagnostican cáncer colorrectal, le harán más exámenes para ver si este se ha diseminado. Esto se denomina estadificación. Las tomografías computarizadas o las resonancias magnéticas del abdomen, la zona pélvica, el tórax (pecho) o el cerebro se pueden usar para estadificar (determinar la etapa) el cáncer. Algunas veces, también se utilizan las TEP.

Los estadios del cáncer de colon son:

  • Estadio 0: cáncer muy incipiente en la capa más interna del intestino.
  • Estadio I: el cáncer está en las capas internas del colon.
  • Estadio II: el cáncer se ha diseminado a través de la pared muscular del colon.
  • Estadio III: el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos.
  • Estadio IV: el cáncer se ha diseminado a otros órganos por fuera del colon.

Los exámenes de sangre para detectar marcadores de tumores, como el antígeno carcinoembrionario (ACE), le pueden servir al médico para hacerle un seguimiento durante y después del tratamiento.

Etapas del cáncer

TRATAMIENTO

El tratamiento depende de muchos factores, como el estadio en el que se encuentre el cáncer. Los tratamientos pueden incluir:

CIRUGÍA

El cáncer de colon en estadio 0 se puede tratar extirpando el tumor. Esto a menudo se hace mediante una colonoscopia. Para el cáncer en estadios I, II y III, es necesario realizar una cirugía mayor para extirpar la parte del colon que tiene el cáncer. Esta cirugía se denomina resección del colon (colectomía).

QUIMIOTERAPIA

Casi todas las personas con cáncer de colon en estadio III reciben quimioterapia después de la cirugía durante 6 a 8 meses. Esto se denomina quimioterapia complementaria. A pesar de que se extirpó el tumor, se suministra quimioterapia para tratar cualquier célula cancerígena restante.

La quimioterapia también se utiliza para mejorar los síntomas y prolongar la supervivencia en personas con cáncer de colon en estadio IV.

Usted puede recibir solo 1 tipo de medicamento o una combinación de estos.

RADIACIÓN

La radioterapia se utiliza algunas veces para el cáncer de colon. Por lo regular, se emplea en combinación con quimioterapia para personas con cáncer rectal en estadio III.

Para personas con la enfermedad en estadio IV que se ha diseminado al hígado, pueden usarse tratamientos dirigidos específicamente a este órgano. Estos incluyen:

  • Cauterizar el cáncer (ablación)
  • Aplicar quimioterapia o radioterapia directamente en el hígado
  • Congelar el cáncer (crioterapia)
  • Cirugía

TERAPIA DIRIGIDA

  • El tratamiento dirigido se concentra en objetivos (moléculas) específicos en las células cancerígenas. Estos objetivos influyen en la forma en la que las células cancerosas crecen y sobreviven. Usando estos objetivos, el medicamento incapacita a las células cancerosas de manera que no se puedan diseminar. La terapia dirigida puede suministrarse en forma de pastillas o puede inyectarse en una vena.
  • Le pueden realizar terapia dirigida junto con cirugía, quimioterapia o radioterapia.

 

Facebook